Vigilancia ciudadana a los proyectos de CTi de Nariño

Creativity

Innovation

Originality

Imagination

 

Salient

Salient is an excellent design with a fresh approach for the ever-changing Web. Integrated with Gantry 5, it is infinitely customizable, incredibly powerful, and remarkably simple.

Download

 

Las veedurías ciudadanas, hacen parte del paquete de mecanismos de representación contemplados en la Constitución y la Ley 134 del 94 para vigilar, de forma preventiva y posterior, que los recursos públicos empleados de forma parcial o total en la ejecución de cualquier tipo de programas, proyectos, contratos o servicios se empleen de forma correcta, es decir, de acuerdo a debidamente aprobado y la consecución de los fines y la cobertura, todo conforme a las disposiciones legales.

Un veedor ciudadano, es un “servidor público” voluntario que sintetiza los valores democráticos. Es una persona que sin contraprestación económica alguna, dedica parte de su tiempo a vigilar el uso adecuado de los recursos de todos contribuyendo así a la solución de las necesidades sociales. Contribuye también al fortalecimiento de la colaboración entre el estado y la sociedad en un marco de respeto por lo público, generalmente utilizado solo en beneficio particular.

La vigilancia ciudadana a la gestión administrativa de los recursos, debe hacerse ajustada a los intereses generales; también a los principios de moralidad, celeridad, economía, imparcialidad, publicidad y eficacia. Y valga la aclaración: un principio es un valor que no se negocia.

Las veedurías ciudadanas, según el artículo 4 de la Ley 850 de 2003 vigilarán: a) La correcta aplicación de los recursos y la forma como estos se asignen de acuerdo con la ley y lo planeado; b) La cobertura efectiva de beneficiarios, conforme a la Ley y los planes; c) La calidad, oportunidad y efectividad de la intervención pública: d) La calidad, oportunidad y efectividad de la contratación pública y e) La diligencia de las autoridades en garantizar los objetivos del Estado.

Las veedurías, se pueden considerar como transparencia activa en la medida que sean los mismos responsables de la ejecución quienes, como es su obligación, convoquen a la sociedad civil a ejercer la vigilancia; o transparencia pasiva, cuando es la ciudadanía la que solicita información sobre la aplicación de los recursos públicos y el contratista se ve conminado a entregarla.

La transparencia activa, no es costumbre en el medio y menos en el académico cuando contrata con entidades públicas la ejecución, por ejemplo, de proyectos de investigación. Por esta razón, en el caso del Sistema General de Regalías –SGR- y los seis proyectos de Ciencia Tecnología e Innovación –Cti- que en este año suman más de sesenta y cuatro mil millones, la Secretaría TIC Innovación y Gobierno Abierto de la Gobernación de Nariño, convocó a la ciudadanía a conformarse como veedores de los mismos.

Los proyectos y presupuestos totales, objeto de la convocatoria, responden a los títulos de:

  1. Fortalecimiento de las capacidades de investigación del departamento de Nariño a través de la financiación de proyectos en CTi Nariño. Presupuesto: $6.514.814.783
  2. Implementación de un sistema de gestión de innovación para la industria de Nariño, innovación + País Nariño. Presupuesto: $6.904.147.286,59
  3. Investigación de la prevalencia de lesiones precursoras de malignidad y efecto de la erradicación de Helicobacter Pylori como prevención primaria del cáncer gástrico en el departamento de Nariño. Presupuesto: $11.268.273.011
  4. Formación del talento humano de alto nivel para el fortalecimiento de necesidades estratégicas de CTi del departamento de Nariño. Presupuesto: $21.936.515.297
  5. Fortalecimiento de las vocaciones científicas en niños, adolescentes y jóvenes mediante la implementación del Programa Ondas en Nariño. Presupuesto: $5.672.950.100
  6. Diseño y prueba de una estrategia de innovación social de turismo de naturaleza científico en territorio ancestral Awá del departamento de Nariño. Presupuesto: $11.444.163.009

Al finalizar, los ciudadanos convocados firmaron una Acta de constitución de seis comités de veeduría y su respectivo coordinador, uno para cada proyecto, con el compromiso de realizar informes periódicos de su labor y servir como interlocutor entre las instancias ejecutoras de los proyectos y la comunidad amparados en los principios arriba anotados de la Ley 850. Se comprometieron también a actuar animados por el dialogo y la concertación.

De esta forma La Secretaría TIV Innovación y Gobierno Abierto, fortalece los mecanismos de transparencia, colaboración y participación ciudadana, bases del GANA.

 

 Arturo Obando Ibarra

@arturobando

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar